Lunes 30 de marzo

Querida amiga y hermanita mía, así como Salomón decía:

Tengo que confesarte qué por las mañanas soy una persona más de buenos días, pues sólo saber que se esta bien aliviaría la extrañeza reciproca.
Soy más de un café por las mañanas y de un chocolate por las tardes. Fui más de silencios, mas ahora no quiero quedarme callado. Soy más de vestir con detalles y traducir el lenguaje del amor, más parece que éste se cansa al no percibir el de su ayuda idónea.
Por las tardes me gusta pegarle un sorbo al paisaje, con una mirada clara y tendida del ocaso a nuestro favor, el detalle es que no estas y cansa cada día volverte a encontrar. Te veo al otro lado de la ventana, sonrió y no me ves, pues parece que tienes memoria de pez. ¿Que has de decir cuando se rinde y te quedas con su recuerdo que aún sigue alterandote?.

Por las noches soy más de conversar largo y tendido utilizando tu canción de que todo el mundo puede caber en un teléfono, parece ahora ser cierto, pues no me rindo y siempre he sido buen aguantador, quizás porque la vida me ha probado y le he pegado un un buen sorbo amargo a esta. O como tu pie de foto “I will love you unconditionally” sin saber que restricciones aplicaba. En fin, sabes bien que soy callado y paciente en soledad, no valoro la costumbre, mas bien ella nos valora a nosotros y como dijo una vez Don Benedetti: “De dos cosas estoy seguro: me interesa y la necesito, lo demás no se hasta que punto puede importar”. Cierto, ¿lo demás hasta que punto puede llegar a importarnos?, no se si al final soy muy serio y le pongo peso al amor o el amor no es tan serio como lo creo conocer, pues, ¿Quien se enamora sabiendo que hay final? o ¿Por qué rendirse si aún se ama?.

Te necesito porque te amo y no te amo porque te necesite, disculpa si dejo hacerlo notar, mas te aviso que cansa enamorar solo.

Ahora decime que queres y lo solventamos, ¿Que procede?, me dejas queriéndote hasta que olvide lo genial que eres o nos reconciliamos para durar toda la vida, y disculpa si desfallezco los domingos, son sin pintura cuando no te veo, y si te escribo esto no es porque estemos absorbidos, sino porque estoy seguro que nos extrañamos y nos cansa no encontrarle revés. Quiero luchar hasta el final, no quiero hacerlo solo, solo dime si me acompañas y nos respiramos junto al otro. No puedo olvidar tus besos, caricias, miradas y sonrisas, tus palabras, detalles y sueños pues tienen peso y quizás sea este el que te mencione antes con el amor. Entendí mal al inicio o no se interpretar lo que ocultas, expliquémonos un rato y dejemos de estar confundidos. Seamos fuertes y hagamos como antes, no desechemos, mejor arreglemos. Decime ¿Que pensas?


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s