Lunes 24 de Noviembre

Nunca dije al fin noviembre y se paso desapoderadamente como quien nunca quiso dejar huella, ya me esta tocando diciembre y lo hace como quien me quiere quitar del sitio que jamás me perteneció (pero al menos me toca) y sigo aquí recurriendo a la escritura ya que parece ser quien fuera la única que sabe entenderme, o como mejor te parezca. Aquí ando en pleno dilema de situación, situación de callar o hacer valer tus derechos, entiéndase  por derechos el placer de ser atendido por la mirada de quien amas. Mientras sea noviembre, no ha de cambiar lo suficiente, el otoño se despierta por reflejos muy de tarde, pareciera a despedida, o solo se aparece como Sheccid, así por reflejos muy de tarde y con brisa que llega a frío a lo más interno de tu ser. Se siente frío y otras veces cálido, pero el frío persevera y alcanza el sentimiento de extrañar lo que un día Sheccid solía tratar y yo era parte del trato. Así fue noviembre y pareciera que trajo algo más que frío o algo más que ausencia de su calor (me refiero a Sheccid), así solía ser noviembre…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s